Industria da por hecho que el autoconsumo será inviable, menos en Canarias

20141111-7427

Se aprobará durante el primer trimestre de 2015, con la exclusión de los territorios insulares en lo referente al peaje de respaldo.

El Ministerio de Industria da por hecho que el autoconsumo no se va a desarrollar en España porque entre otros aspectos tendrá que pagarse un peaje de respaldo o impuesto al sol si se conecta a la red del sistema eléctrico.

El secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, ha dicho, con cierta sorna, que “cualquiera puede poner placas en su casa, no hay problema para eso” , eso sí, pasando antes por caja: habrá peaje de respaldo, tal como contamos en este medio. “La cuestión es que si estas conectado a la red general, si estas conectado al sistema, tienes que aportar a los costes del sistema igual que todos los demás”, ha dicho el secretario de Estado.

Otro apunte más que ha dejado Nadal en el Congreso y que va en la misma dirección de la apuesta por el no desarrollo del autoconsumo es el siguiente. Ha reconocido que el autoconsumo “tiene mucho sentido” en las zonas en las que hacen falta infraestructuras eléctricas “porque ahí te ahorras no solo la generación sino también la construcción de la red”. En España, esto sucede “en algunas zonas de las islas”, para las que se ha establecido un “incentivo especial”.

La mano derecha del ministro Soria da por hecho que solo merecerá la pena hacerlo en estos lugares donde no hay infraestructuras de red. Deja la puerta abierta a que los consumidores puedan desconectarse del sistema y montarse el suyo propio con autoconsumo. Por ejemplo, unas placas fotovoltaicas y una batería de almacenamiento de energía.

Alberto Nadal, ha asegurado que el real decreto que regula el autoconsumo eléctrico, junto con el resto de normativa pendiente de la reforma energética del pasado año, “estarán (aprobados) para el primer trimestre del año que viene”.

En declaraciones a los medios tras comparecer ante la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados, Nadal ha remitido a los primeros meses de 2015 la aprobación de esta normativa, junto con otras cuestiones pendientes desde julio de 2013 como los pagos por capacidad o el suministro.